Jugar para vivir

Jugamos porque podemos vivir historias, competir y retarnos, y asumir roles de personajes que nos conectan con ciertas caracter√≠sticas y fen√≥menos humanos como el hero√≠smo, el amor, el dolor y la aventura. Jugamos porque durante una fracci√≥n de tiempo vivimos en otro mundo, porque nos divertimos y dejamos a un lado los problemas aunque sea […]